Ellas son unas garras

El día de ayer quede de lo más sorprendido cuando llegue a visitar a mi ardiente y deliciosa amante, esta tía desde que no conocimos en una cena se ha comportado como toda una perra eso fue una de las cosas que me llamo mucho la atención ya que le gustaba tener sexo de una forma muy intensa.
Pero el día de ayer si que me dejo sorprendido ya que esta vez incluyo a su deliciosa hija tetona en una de sus fantasías, que de muy desconcertado pero lo disfrute muy bien ya que me folle a estas dos deliciosas ardiente perras.